Lean Project Delivery System: Optimización de proyectos de construcción

En el mundo de la construcción, donde los proyectos se caracterizan por su complejidad y sus plazos ajustados, la eficiencia y la optimización de procesos se han convertido en factores cruciales para el éxito. En este marco emerge el enfoque innovador Lean Project Delivery System (LPDS), una metodología que busca transformar la manera en que se gestionan los proyectos, optimizando recursos, minimizando desperdicios y maximizando la satisfacción del cliente.

LPDS se basa en los principios fundamentales de la filosofía Lean, que ha demostrado su eficacia en diversos sectores, incluyendo la manufactura y la industria automotriz. Se trata de un enfoque centrado en la creación y optimización de valor para el cliente y la generación de un flujo eficiente en el proyecto, con el objetivo de reducir los plazos de entrega y elevar la calidad del producto final.

 

A diferencia del enfoque tradicional basado en trabajos aislados por silos de información, el Lean Project Delivery System promueve la colaboración y la información compartida entre todos los actores involucrados desde el inicio del proyecto. Proveedores, contratistas y la cadena de suministro se integran desde el principio en la toma de decisiones, permitiendo que todos aporten su conocimiento para optimizar el proyecto de manera integral. Esta colaboración temprana resulta en una reducción significativa del tiempo dedicado a ingeniería y a la etapa de cotización o licitación.

 

LPDS busca superar el procedimiento convencional de proyecto-presupuesto-licitación, donde los sobrecostes se revelan después de una reingeniería completa del proyecto, requiriendo ajustes y modificaciones para cumplir con el presupuesto establecido. Con este nuevo enfoque, los presupuestos se conocen tempranamente bajo la referencia de los objetivos de valor y el coste de la promotora, evitando sorpresas y optimizando la gestión de recursos desde las etapas iniciales del proyecto.

 

En Woodea utilizamos la metodología LPDS dentro de nuestros procesos de Design & Build con el fin de optimizar al máximo el diseño y la ejecución de los proyectos y mejorar la calidad de los mismos al integrar el diseño y la construcción desde las etapas iniciales.

Principios fundamentales de Lean Project Delivery System

Los principios fundamentales del Lean Construction Delivery System se centran en optimizar la eficiencia, reducir el desperdicio y mejorar la colaboración a lo largo de todas las fases del proyecto. Pueden agruparse en:

 

1. Enfocarse en el valor: LPDS establece que el objetivo principal de un proyecto de construcción es entregar un producto que genere valor para el cliente, siendo el primer paso indispensable la definición de qué significa valor. En este sentido, se identifican y priorizan las actividades y elementos que aportan valor real al proyecto, eliminando todo aquello que resulte innecesario o que no contribuye a satisfacer las necesidades del cliente.

2. Eliminar desperdicios: La identificación y eliminación de esos desperdicios que representan costos y retrasos innecesarios es, por tanto, otro pilar fundamental de LPDS.

3. Flujo continuo: LPDS promueve el flujo continuo de trabajo, minimizando las interrupciones y asegurando que las actividades se lleven a cabo de manera fluida y eficiente.

4. Diseño colaborativo, desde fases tempranas: Se fomenta una estrecha colaboración entre todas las partes involucradas para aprovechar la experiencia de los diferentes equipos desde las primeras etapas del diseño y así evitar retrabajos y optimizar la planificación. La comunicación abierta y la toma de decisiones colaborativa son cruciales en este aspecto.

5. Mejora continua: La mejora continua es un elemento esencial de LPDS y se basa en la idea de que siempre existen oportunidades para optimizar procesos y eliminar desperdicios. Por lo tanto, se fomenta una cultura de aprendizaje y adaptación, donde los equipos se comprometen a identificar y corregir problemas de manera constante.

 

Estos principios se interrelacionan y conforman la base del Lean Construction Delivery System, proporcionando un marco sólido para la gestión eficiente de proyectos en el ámbito de la construcción.

Los beneficios de implementar LPDS

Como exponemos a lo largo de este artículo, la adopción de Lean Project Delivery System en proyectos de construcción conlleva una serie de beneficios significativos en términos de costes, tiempos, calidad y satisfacción del cliente.

 

1. Reducción de costos: LPDS ayuda a identificar y eliminar desperdicios, lo que se traduce en una reducción de los costos de materiales, mano de obra y recursos.

2. Mejora de la calidad: Al centrarse en el valor y eliminar defectos, LPDS contribuye a una mayor calidad del producto final, reduciendo los retrabajos.

3. Acortamiento de plazos: La eliminación de desperdicios y el flujo continuo de trabajo acortan los plazos de entrega de los proyectos, permitiendo a las empresas cumplir con los compromisos de entrega y satisfacer las necesidades de los clientes.

4. Mayor satisfacción del cliente: La entrega de proyectos de mayor calidad y dentro del plazo genera una mayor satisfacción del cliente, lo que puede conducir a relaciones comerciales más sólidas y futuras oportunidades de negocio.

Sin embargo, la metodología Lean Project Delivery System no sólo optimiza los procesos y mejora la eficiencia, sino que también contribuye a una construcción más sostenible. Al reducir desperdicios y utilizar recursos de manera más eficiente, LPDS ayuda a minimizar el impacto ambiental de esta industria en nuestro planeta entregando proyectos de alta calidad, dentro del presupuesto y en el plazo previsto, mientras contribuyen a un futuro más sostenible.