El papel fundamental de la construcción industrializada ante la crisis de vivienda en España

España enfrenta una crisis de vivienda compleja que abarca el déficit habitacional, la emergencia climática y la inaccesibilidad a la vivienda. Una crisis que ha escalado hasta convertirse en una emergencia nacional que afecta ya no sólo a la economía, sino también a otros aspectos fundamentales de la vida diaria como la seguridad, la salud y la educación.

Para satisfacer la creciente demanda, se estima que España necesita construir entre 150,000 y 250,000 nuevas viviendas anualmente, con un enfoque especial en rentas medias y jóvenes. La dificultad para acceder a una vivienda asequible ha forzado a muchos ciudadanos a destinar gran parte de sus ingresos al pago del alquiler o la hipoteca, agravando la inestabilidad en el mercado laboral y perpetuando los ciclos de bajos ingresos.

Ante la emergencia climática, es crucial transformar la forma en que construimos y concebimos nuestros edificios y utilizar sistemas y materiales con baja huella de carbono y menor impacto ambiental que integren la eficiencia energética y el uso de recursos renovables.

En este contexto, actualmente se está debatiendo la importancia de un Pacto Nacional de Vivienda que contemple una estrategia integral que aborde todos estos desafíos. El Gobierno español ha mostrado su disposición a impulsar esta iniciativa y ya ha puesto en marcha algunas acciones en este sentido, como la creación de una comisión de expertos y la celebración de reuniones con diferentes actores.

La construcción industrializada como solución a la crisis de vivienda

En la búsqueda de soluciones que contribuyan a mitigar los efectos de esta crisis la construcción industrializada se presenta como un método clave para enfrentar la creciente crisis habitacional, proporcionando enfoques innovadores y eficaces.

Como explicamos en nuestro post “Construcción industrializada por componentes”, este modelo se caracteriza por el uso de componentes prefabricados que luego se ensamblan en la obra. Se trata de un proceso que reduce costos y tiempos de ejecución al mismo tiempo que promueve la creación de edificaciones más sostenibles mediante el uso de materiales reciclables y seguros. Gracias a la estandarización y automatización, la construcción por componentes destaca por su precisión, eficiencia y bajo impacto, respondiendo de manera rápida y eficaz a la demanda de viviendas.

construcción industrializada edificio tomas breton madrid panel madera CLT
construcción industrializada edificio tomas breton madrid panel madera CLT

Por estas características únicas, la construcción industrializada supone una solución viable para abordar la escasez de vivienda pública y juega un papel crucial en los planes de construcción a largo plazo.

Pero a pesar de sus múltiples ventajas, la construcción industrializada representa solo el 2% de las edificaciones en España, lo que indica una adopción lenta en comparación con países como Alemania, Reino Unido, Holanda y Suecia. Para fomentar el crecimiento y una adopción más amplia de este método, es esencial establecer un marco legal específico y una regulación que acelere su implementación y facilite la obtención de financiación.

En abril de 2024, tras la demanda colectiva desde Rebuild, el Gobierno de España se comprometió a legislar específicamente este tipo de edificación planteando reformas en la regulación y el acceso a la financiación orientadas a superar los obstáculos que han frenado el crecimiento del sector y alinear más estrechamente las prácticas españolas con las de otros países europeos donde esta tecnología es más común.

Woodea y la construcción industrializada

En Woodea, estamos comprometidos con el desarrollo de soluciones innovadoras para el sector de la construcción, y la industrialización es, junto con el uso de madera técnica, la digitalización y la implementación de metodología BIM, un pilar fundamental de nuestro Woodea Production System. Actualmente, como anunciamos en la pasada edición de Rebuild, estamos desarrollando nuestra propia plataforma de componentes para maximizar las ventajas de este sistema constructivo y traer al mercado soluciones habitacionales sostenibles, eficientes y accesibles.

No cabe duda de que la construcción industrializada se perfila como una solución clave para resolver la crisis de vivienda en España. Sin embargo, para que esta estrategia se consolide y alcance su pleno potencial, es fundamental que desde el gobierno se avance en la creación de un marco regulatorio favorable y accesible que facilite la adopción masiva de la construcción industrializada. Sólo así podremos superar la actual barrera del 2% de adopción y lograr un impacto significativo en la disponibilidad y calidad de las viviendas en nuestro país asegurando un futuro más equitativo y sostenible en el sector de la vivienda.